Barcelona. (EUROPA PRESS).- El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Joaquim Forn, ha informado este miércoles que la capital catalana se dotará “antes de junio” de un protocolo para regular las asociaciones de cannabis.

Lo ha dicho en una de sus intervenciones en la comisión municipal de Presidencia y Régimen Interior, en respuesta a un ruego que ha presentado la portavoz del PP en el consistorio, Àngels Esteller, que ha considerado que debería decretarse una moratoria para evitar que de aquí a que se apruebe la normativa puedan abrir nuevos clubs de fumadores de esta sustancia. A la espera de que entre en vigor el protocolo, el Ayuntamiento sigue comprometido en perseguir delitos, y también actuará por la vía administrativa, para comprobar que las asociaciones de fumadores que se constituyan sean legales y sus socios cumplen con los requisitos de admisión.

Mientras tanto, los técnicos municipales siguen trabajando en la elaboración del protocolo, donde se concretará en qué zonas de la ciudad pueden instalarse este tipo de asociaciones, y Forn ya ha avanzado que no podrán estar en las inmediaciones de equipamientos sanitarios y educativos.

Esteller ha alertado de que estos meses anteriores a la aprobación de la normativa supongan un “efecto llamada” a que puedan abrir nuevas asociaciones, y ha asegurado que desde los poderes públicos no se puede menospreciar esta sustancia porque tiene efectos perjudiciales en la salud, y ha reivindicado programas informativos específicos dirigidos a adolescentes y jóvenes.